Muchas veces veremos como las fotografías de patios y jardines muestra suelos entarimados de madera de múltiples tamaños y formas, aunque todos comparten un punto en común que es la realización de estos suelos a través de madera entarimada y vigas de apoyo. De estos materiales y como montarlos serán comentaremos a continuación, de tal manera que consigamos los conocimientos básicos para la realización del complemento perfecto de nuestras casetas de jardin.

Para empezar, lo recomendable es realizar previamente un boceto de nuestra idea, aunque sea a mano alzado, de cómo queremos que sea la decoración final de nuestro patio o jardín, y cuanto ocupara nuestro suelo de madera, en ancho y fondo. Una vez tenemos las dimensiones aproximadas, medimos sobre el terreno y las concretamos, haciendo los correspondientes ajustes.

Tras esto, haremos un cálculo de la cantidad de material necesario para el montaje de este suelo. Si tiene dificultades en esto ultimo, pueden contar con nuestro personal que le asesorara en este punto. Ver materiales para suelos entarimados.

Suelos entarimados VIGAS DE CIMIENTO DE TERRAZA

Según tenemos la cuantía de materiales concretada, hay que hacer un planteamiento de montaje sobre el terreno, ya que no existen dos terraza o jardines iguales, cada uno de ellos necesitara una técnica diferente.

Según sea terreno blando ( césped o arena ) o solado previo que queramos ocultar y decorar, tendremos que optar por diferentes vías de montaje, usando calzos de madera sobre soleras y suelos de cerámica, o con pilares previos de madera apoyado en pequeñas losas de hormigón o similar que harán las veces de apoyo rígido y nivelado, sobre los que apoyaremos las vigas longitudinales o calzos para su nivelación.

Si el montaje lo preveemos realizar sobre terreno blando como seria la tierra del jardín, debemos preparar previamente la zona de montaje con mallas, lonas o similar, de tal manera que la hierba no crezca debajo de nuestra tarima y sobresalga entre las maderas, teniendo en cuenta que esta cobertura debe de estar perforada para permitir el drenaje del riego del jardín o agua de lluvia.

Al igual que con las casetas de jardin, todos los materiales deben de estar debidamente nivelados sobre el terreno y fijados para un correcto uso. No se recomiendo dejar el material simplemente apoyado, aunque este tenga un peso considerable.

En el caso de poner vigas de madera a modo de pilares para suplementar la diferencia de cota sobre el terreno para igualar la diferencia de altura con respecto a terrazas, escalones o similar, debemos de concretar la altura optima de cada una de estas vigas, para que en conjunto y una vez recortadas a medida, todo el corte conforme un plano horizontal.

Como hacerlo.??? Pues tenemos varias opciones. El método mas común de sacar un nivel sobre grandes superficies y múltiples puntos de medición, es usar una manguera flexible y traslúcida, no demasiado gruesa, ya que habrá que llenarla de agua que nos dará el nivel en dos puntos diferentes. Este método es similar a como usamos un nivel de burbuja que todos conocemos, pero en este caso, serán los extremos de agua los que nos den la marca de nivelación correcta.

En Internet tenemos múltiples videos para ver cual es la técnica básica para el uso de este método, muy utilizado en la obra convencional.

Otro método es utilizar un cordel atado sobre una guía a la altura deseada, y con un nivel de burbuja enganchado al cordel, ir marcando en cada una de las viguetas, teniendo cuidado siempre de que el nivel este correctamente colocado y nivelado.

Cuando con uno u otro método estén marcadas las alturas, debemos de descontar de las mismas el espesor de la vigas de apoyo que pretendamos colocar como soporte y fijación de las tarimas. Una vez realizado esta operación, procedemos al corte final del material. Previo al corte, no seria mala idea numerar la posición de cada uno de los apoyos y su orientación, de manera que luego sea correcto su colocación en cada uno de los apoyos.

Para realizar este corte, nos ayudaremos de maquinas herramientas eléctricas como sierras circulares ingletadoras o sierras caladoras, y de no disponer de las mismas, el típico serrucho manual de siempre, auque sea este ultimo un método mas lento y laborioso.

Para la fijación de los postes al apoyo a la plaqueta de cemento, y estos sustentar las vigas, los podemos fijar entre si con un adhesivo que trabaje bien a intemperie en condiciones de humedad y temperatura. De igual manera, podemos usar fijaciones como tornilleria roscada con perfiles el L metálicos, tacos químicos, etc. Cualquiera de estos metodos es valido para el montaje de suelos entarimados

Una vez montadas todas las vigas y comprobadas su nivelación, procedemos a medir y recortar cada una de las lamas de tarimas, en función de su colocación siempre apoyando los extremos de la tarima en vigas, procediendo a su fijación, con grapas de anclaje y tornilleria.

Debemos de tener en cuenta que como madera que es, aun tratada y endurecida, tendrá su correspondiente dilatación y contracción, con lo que a la hora de montarla, debemos de separarlas entre si varios milímetros, facilitando también la evaporación de humedad por parte del terreno. Existen unas piezas plásticas llamada crucetas o espaciadores que nos facilitaran esta tarea, actuando de tope físico para su montaje.

Con un proceso nada complicado, podremos disfrutar de una fantástica terraza entarimada que le proporcionara gran vistosidad a su jardín.

Como opción final, podemos plantear el colocar nuestras casetas de jardin sobre este nuevo suelo, una vez acabado si así lo deseamos.

Esperamos que esta breve introducción con los conceptos mas básicos para el montaje de suelos entarimados le sea de utilidad. Quedamos a su entera disposición si quieren ampliar más sus conocimientos para la realización de sus proyectos de jardín.

Atentamente

Dep. Comercial